Historia

Todo comenzó en 1869, cuando la motocicleta fue inventada por un estadounidense y un francés, que sin conocerse y cada uno en su país entraron al unísono en el mundo de las dos ruedas equipadas con un motor, Sylvester ROPER (Roxbury) en EE.UU. y Louis Perreaux junto con Pierre Michaux MICHAUX-PERREAUX, en Francia; en realidad ambas eran bicicletas equipadas con motor a vapor. En esa época los navíos y las locomotoras movidas a vapor ya eran comunes, tanto en Europa como los EE.UU. Los experimentos, aplicación y adaptación del motor a vapor en vehículos ligeros se fueron sucediendo hasta 1920, fecha que dejaron de utilizarlo, pasando al combustible derivado del petróleo.

Pero la fecha indicada como inicio, es hasta un cierto punto relativa, ya que todo lo empezó el famoso LEONARDO DA VINC (1478), con su proyecto de vehículo de tres ruedas, seguido de otros 23 modelos (2 triciclos en el siglo XVIII, nada menos que 17 en el siglo XIX, hasta 1868, y de un único “velocípedo” en abril de 1818, conocido por VÉLOCIPÉDRAISIAVAPORIANNA.

El inventor de la motocicleta con motor de combustión interna fue el alemán Gottlieb DAIMLER, ayudado por Wilhelm Maybach, en 1885, instalaron un motor a gasolina de un cilindro, ligero y rápido, en una bicicleta de madera adaptada, con el objetivo de verificar las posibilidades del nuevo propulsor.

Paul Daimler, hijo de Gottlieb de 16 años, tuvo la gloria de ser el primer piloto de una motocicleta accionada por un motor de combustión interna. Lo curioso de esta historia fue que Daimler, afincado en un país que desarrollaba rápidamente el incipiente mercado del automóvil, no tenía la menor intención de fabricar vehículos motorizados sobre dos ruedas; de hecho después de esta máquina pionera, nunca más construyó otra, dedicándose exclusivamente al automóvil.

El motor de combustión interna posibilitó la fabricación de motocicletas a escala industrial; el motor de DAIMLER y de Maybach, ambos funcionaban por el ciclo Otto de 4T dividía la preferencia con los motores de 2T, que eran más pequeños, ligeros y baratos.

Por otra parte un problema mayor de los fabricantes de velomotores - vehículos intermedios entre la bicicleta y la motocicleta - era donde instalar el propulsor: detrás del sillín o por delante del manillar, dentro, sobre o debajo el cuadro de la bicicleta, en el cubo de la rueda motorwheel delantera o de la trasera? Como al principio no hubo consenso, todas estas alternativas fueron adoptadas por las diversas marcas. Al inicio del siglo XX los fabricantes llegaron a un consenso sobre el mejor lugar para instalar el motor, sería en el interior del bastidor o formando parte del mismo, norma seguida hasta la actualidad en la inmensa mayoría.

La primera fábrica de motocicletas producidas en serie surgió en 1894, en Alemania, la HILDEBRAND & WOLFMÜLLER. Al año siguiente apareció la fábrica STAR (Dresden) y en 1896 la BOUGERY, en Francia, la EXCELSIOR (Coventry) en el Reino Unido...

Otro hecho que muestra las novedades de la época fue la aparición de la primera motocicleta tetracilíndrica HOLDEN (London) en 1897...
Al inicio del siglo XX ya existían cerca de 43 fábricas esparcidas por Europa. Muchas industrias pequeñas surgirían desde entonces; en 1910 ya eran 394 las empresas del ramo en el mundo, 208 de las cuales sitas en el Reino Unido y que ascendieron a 300 a finales de la década de 1920 hasta alcanzar un total de más de 1.540 marcas fabricadas hasta el día de hoy. La mayoría cerró por no poder resistir la competencia. En los Estados Unidos las primeras fábricas: AUTO-BI - THOMAS, COLUMBIA (Hartford), ORIENT, CURTISS (Hammondsport), MINNEAPOLIS, THIEM y TURNER (Philadelphia) entre otras, surgirían en 1900, llegando a las 20 empresas en 1910.

Tal fue la competencia que fabricantes del mundo entero comenzaron a introducir innovaciones intentando cada uno ser más original. Estaban disponibles motores de uno a cinco cilindros, de dos y cuatro tiempos. Las suspensiones fueron perfeccionadas para ofrecer mayor confort y seguridad; así la firma alemana NSU ya ofrecía, en 1914, una revolucionara suspensión trasera de brazos independientes, que se usa actualmente, con variaciones.

La MINNEAPOLIS inventó un sistema de suspensión delantera que se generalizó en la década de los años cincuenta y continua siendo usada, hoy en día, aunque más perfeccionada. La motocicleta más confortable existente en 1914 y durante toda una década, fue la INDIAN (Springfield) de 998 cc, que poseía brazo oscilante en la suspensión trasera y arranque eléctrico, este último no fue adoptado por las otras fábricas, hasta más tarde.

En 1919 apareció la NIMBUS que fue la primera marca equipada con horquilla delantera telescópica que monto a todas sus máquinas.
En 1923 la motocicleta inglesa DOUGLAS ya utilizaba los frenos de disco en pruebas de velocidad. Pero fue en el apartado de los motores donde se apreció una mayor evolución, con una tecnología que alcanzó niveles jamás imaginados.
A modo de comparación, serian necesarios más de 260 motores iguales de la primera motocicleta para obtener una potencia equivalente a una motocicleta moderna de 1000 cc.

A finales de la década de 1960, apareció la invasión progresiva de las máquinas japonesas en el mercado. Fabricando motocicletas con alta tecnología, diseño moderno, motor potente y ligero, confortables y baratas; pero por otra parte Japón causó el cierre de fábricas en el mundo entero.

Pero hoy en día el mercado está equilibrado y con “espacio” para todos, aunque los fabricantes chinos, coreanos... han iniciado ya su “invasión” en el mercado del motor, con máquinas cada vez más fiables, seguras y baratas, sobre todo en el terreno de los 50 hasta los 250 cc.